EL TABACO ES UNA AMENAZA PARA TODOS

El tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública que afronta el mundo. Mata a casi 6 millones de personas al año. En España, el tabaco deja un reguero de 60.000 muertes anuales.

Según datos de la SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica), en España en donde el 28% de las personas fuma, el tabaquismo es la primera causa de muerte evitable. El último informe sobre las muertes atribuibles al consumo del tabaco en España del Ministerio de Sanidad reportó que 1 de cada 3 muertes vinculadas al tabaquismo son por cáncer de pulmón y 4 de cada 5 muertes por EPOC son atribuidas al tabaco.

Además, dicho estudio ha destacado los datos de mortalidad vinculadas al tabaco en: 

  • CÁNCER DE: pulmón, de labio, faringe y cavidad oral, esófago, páncreas, laringe, cuello de útero, riñón y pelvis renal, vejiga, hígado, colon y recto, leucemia mieloide aguda.
  • ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES: enfermedad isquémica del corazón, enfermedad reumática del corazón, enfermedades cardiopulmonares y otras formas de enfermedad cardiaca, enfermedad cerebrovascular, aterosclerosis, aneurisma aórtico, otras enfermedades arteriales y diabetes mellitus.
  • ENFERMEDADES RESPIRATORIAS: EPOC, bronquitis, enfisema y obstrucción crónica de las vías aéreas, neumonía e influenza y tuberculosis.

La última Encuesta Europea de Salud ha puesto su foco de atención en los jóvenes españoles ya que, a comparación del resto de Europa, España es el país en el que los adolescentes se inician en el tabaquismo a una edad más temprana (entre los 14 y los 18 años). De hecho, un 80% de los casos de tabaquismo se inicia antes de los 20 años de edad. En los jóvenes de entre 15 y 24 años la prevalencia es del 21,6% en chicos y del 15,5% para las chicas.

 

El cigarrillo electrónico, una puerta a la adicción al tabaco

El reclamo de los cigarrillos electrónicos (CE) con sabores para niños y adolescentes es motivo de preocupación.

Según destaca la SEPAR, los CE no están libres de riesgo y pueden exponer a

los usuarios a sustancias químicas y toxinas a niveles que pueden causar efectos en la salud. Éstos, incluyen disolventes que pueden formar compuestos tóxicos o cancerígenos cuando se vaporizan.

El Dr. José Ignacio de Granda Orive, coordinador del Área de Tabaquismo de la SEPAR, explica que: “Aunque estos se encuentran en concentraciones más bajas que en los cigarrillos de tabaco, los estudios han encontrado que a las dosis en los que se encuentran en los cigarrillos electrónicos son perjudiciales para la salud y algunos son cancerígenos”.

Además, se ha destacado que los CE exponen tanto a los usuarios como a quien está alrededor a partículas que pueden empeorar enfermedades existentes o aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares o respiratorias.
Un estudio de 2016 encontró que los síntomas más comunes reportados por aquellos pasivamente expuestos a los CE incluían dificultades respiratorias, irritación ocular, dolor de cabeza, Nauseas y dolor de garganta o irritación de la garganta. Se estima que en España existen unos 350.000 consumidores de cigarrillos electrónicos y la cifra sigue en aumento.

 

 

Autor: SEPAR

Editado por:  Dr. Antonio Rebollo Marina

MEDICINA GENERAL

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.