TERAPIA DE PAREJA Y SEXUAL

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

La terapia de pareja nos ayuda a resolver múltiples problemas que pueden ocurrir en nuestra relación. Nos ayuda a solventar problemas del día a día: de la convivencia, del reparto de las tareas de casa, de problemas sexuales, de la dificultad en la intimidad, de aprender a comunicarse mejor o negociar, de mejorar la afectividad, de evitar la monotonía, de la infidelidad, la desconfianza, los conflictos y los celos, etc. En resumen, nos ayuda a superar una relación y conseguir una sexualidad plena a lo largo del tiempo.

¿Qué cosas se tratan en terapia sexual? 

La terapia sexual intenta, básicamente, desmentir mitos y tabúes, aprender sobre anatomía, diferenciar entre orientación e identidad sexual, enriquecer la imaginación, aprender nuevas técnicas, tratar problemas de erección, de eyaculación (precoz, retardada, etc.), de vaginismo o dolor en el coito, de parafilias, de dificultades en el deseo, de problemas para alcanzar el clímax, de la falta de deseo sexual y un largo etc. 

En definitiva, enriquecer la sexualidad de forma individual o en pareja, y resolver las dificultades que en un momento determinado puedan surgir.