DEMENCIA

¿TIENE LA DEMENCIA CURA O FORMA DE SER PREVENIDA?

Debemos de ser conscientes de la importancia del diagnóstico precoz de la demencia, ya que los primeros síntomas son muy sutiles y heterogéneos. Un diagnóstico inicial mediante el cribado cognitivo (screening) podría ser capaz de identificar de manera temprana casos bajo sospecha de demencia (quejas de memoria o depresión).

La demencia es un síndrome, esto es, un conjunto de síntomas que es infradiagnosticado en atención primaria. Muchos pacientes manifiestan problemas de pérdida de memoria, pero este hecho clínico no significa que se pueda estar padeciendo la enfermedad de Alzheimer u otra demencia. De ahí la importancia del diagnóstico precoz por los servicios sociosanitarios, ya que podemos ofrecer, tanto al paciente como a su familia, la participación en las decisiones sobre su futuro y facilitar el acceso a las ayudas sociosanitarias (ley de dependencia, ayuda a domicilio).

En el mundo, hoy en día, la enfermedad del Alzheimer se encuentra dentro de las principales causas de muerte y discapacidad y deberíamos de afrontarlo como un problema de salud pública, más aún dado los pronósticos de crecimiento de las personas afectadas. En la actualidad, la demencia se presenta sin una cura o forma de prevenir, siendo el diagnóstico precoz la mejor estrategia que permite el uso de medicamentos, que son eficaces si se administran en etapas tempranas, y cambios en el estilo de vida que ayuden a retrasar la aparición de los síntomas de la enfermedad.

Poniendo en marcha un protocolo de actuación basado en las técnicas de entrenamiento y estimulación cognitiva, desde la psicología, podríamos intentar garantizar una mayor calidad de vida para el paciente y su familia y poder ayudar a afrontar la enfermedad. Así como el diseño de estrategias terapéuticas basadas en el acompañamiento psicológico específico para la figura del cuidador informal, con el fin de reducir al máximo las consecuencias derivadas del burntout, que se considera un conjunto de síntomas psicológicos y emocionales debidos a la respuesta prolongada del estrés en el organismo ante los factores derivados del cuidado.

Psicóloga
Tania Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.